EXPOSICIÓN: Una Mmirada a Rafael Azcona

Compartir:Share on FacebookTweet about this on Twitter

Del 22 de febrero al 18 de marzo

Fundación Díaz Caneja (C/ Lope de Vega, 2)

Comisario de la Exposición:

Luis Alberto Cabezón García

Adjunto: 

Juan Francisco del Valle

2017-06-24 10.32.18

 

Rafael Azcona (Logroño 1926 – Madrid 2008) es el mejor guionista del cine español y según sus palabras “uno de los más persistentes”. El especialista en la obra de Rafael Azcona, Luis Alberto Cabezón, dedicado al estudio de la obra del escritor riojano durante los últimos 25 años, produce la exposición “Una mirada a Rafael Azcona”, que se inaugura en Palencia el próximo jueves 22 de febrero.

 

“Una mirada a Rafael Azcona” supone un acercamiento a su vida y obra en el décimo aniversario de su muerte, una suerte de ensayo divulgativo que recuerda la figura de uno de los mejores escritores europeos para cine, y que concreta los elementos que conforman su lúcida mirada sobre la realidad circundante arropada por un extenso conocimiento intelectual y vital.

 

Su ‘forja como escritor’ se nutre de una mirada atenta a la realidad, de una creatividad desde niño como lector y posteriormente como dibujante y escritor, también de los sinsabores de la cotidianidad de los años 40 en Logroño y 50 en Madrid, de sus múltiples e interesantes amistades como Antonio Mingote, Josefina e Ignacio Aldecoa, de ese promontorio para observar y diseccionar la realidad con el humor que fue “La Codorniz”, de su rigurosidad y trabajo diario y, definitivamente, para el cine, la aparición del italiano Marco Ferreri. Todo esto se asentó en los primeros trabajos y aventuras extra-cinematográficas con Marco Ferreri y Luis García Berlanga, y el conocimiento de Italia.

 

Su mirada está detrás de títulos emblemáticos del cine español como El pisito y El cochecito de Marco Ferreri; Plácido, El verdugo y La vaquilla de Luis García Berlanga; Pasodoble y El vuelo de la paloma de José Luis García Sánchez; El bosque animado y La lengua de las mariposas de José Luis Cuerda; El jardín de las delicias, La prima Angélica y ¡Ay, Carmela! de Carlos Saura; El año de las luces y Belle Epoque de Fernando Trueba. Sin olvidarme de Pim, pam, pum…¡Fuego! de Pedro Olea, El anacoreta de Juan Estelrich, Mi hija Hildegart de Fernando Fernán-Gómez, La miel de Pedro Masó; El rey del río de Manuel Gutiérrez Aragón o En brazos de la mujer madura de Manuel Lombardero.

 

Así, nos estuvo ‘mirando’ y ’narrando’ a los españoles durante 50 años de carrera cinematográfica. Pero no sólo en España, porque si miramos la muestra de obras que ha escrito para el cine italiano y francés, extraemos un puñado de películas de interés considerable, y valoradas como principales en sus diferentes cinematografías. Su talento como escritor para cine está detrás de obras tan significativas como Una storia moderna: l’ape regina, La donna scimmia, L’uomo dei cinque palloni, La grande abbuffata, Non toccare la donna bianca de Marco Ferreri; Don Chisciotte, L´ultimo pulcinella de Maurizio Scaparro; Una moglie americana, Permette, signora che ami vostra figlia? de Gian Luigi Polidoro o Mafioso de Alberto Lattuada.

 

Con “Una mirada a Rafael Azcona” recordamos a la persona, al escritor que nos dio vida en el cine y nos recordó cómo éramos. Pongámonos sus gafas y aprendamos a mirar, bajo su óptica, la realidad humana. Su escepticismo, el humor como forma de ver las cosas, y esa comprensión y ternura hacia todos nosotros, con nuestras desgracias y miserias vitales, son el filtro de su lúcida mirada. Conozcamos cómo se formó su mirada, no perdamos de vista su trabajo, porque es uno de los nuestros.

Imprimir