INCREMENTO DE PRÁCTICAS LABORALES Y DE OFERTA FORMATIVA CON SELLOS DE CALIDAD SON LOS PRÓXIMOS DESAFÍOS DE CCM-ELEVA  

  • Con una proyección al 2023, CCM-Eleva busca potenciar su aporte a Chile, dada la urgente reactivación económica que se requiere, con una mayor cobertura regional, un aumento en la oferta formativa y las prácticas laborales con sello calidad CCM en la industria de la minería.                                                                                   Santiago, 29 de abril de 2021.                                                              Una mayor cobertura regional, el aumento de prácticas laborales e incrementar la oferta formativa con sello de calidad CCM para el talento laboral que la minería requiere, son parte de los próximos desafíos del programa CCM-Eleva para potenciar su aporte al país frente a un exigente escenario de reactivación económica. De esta manera, y como proyección al año 2023, CCM-Eleva busca impactar en la productividad del sector minero y el desarrollo de sus trabajadoras y trabajadores, impulsando una formación pertinente y oportunidades de empleo de calidad para el talento técnico profesional del país como resultado de un trabajo conjunto entre las empresas y las instituciones de formación. Estos temas fueron abordados en la segunda sesión del Comité Estratégico de la nueva alianza CCM-Eleva, iniciativa que tiene como propósito dinamizar y orientar trayectorias formativo-laborales exitosas en estudiantes y trabajadores, vinculadas a las demandas laborales del sector minero (incremento de productividad, transformación digital) y las necesidades de reactivación económica de las regiones y de Chile. 

La segunda sesión del Comité Estratégico CCM-Eleva, contó con la participación de todos los actores relevantes del país: minería, educación, trabajo, mundo formativo y representante de los trabajadores.  

 

Desde la cartera de minería, el subsecretario Edgar Blanco, manifestó el esfuerzo y los objetivos que tiene CCM-Eleva: “El desafío en los próximos años es tremendamente grande, los desafíos tecnológicos están mostrando un cambio; la minería está migrando a requerimientos asociados a la tecnología, los cuales son muy distintos a los que teníamos hace 5 años. Otro desafío son las personas que se incorporarán en la industria y aquellas que  ya trabajan ésta”. 

 

Asimismo, el subsecretario del trabajo, Fernando Arab, agregó que “el rol que tiene CCM-Eleva ha sido un ejemplo para la minería y para otro sectores respecto de lo que hay que hacer para generar formación y captación. En el contexto actual que vivimos, resultan aún más importantes estos temas, sobre todo locales. Tiene que ser una capacitación de calidad, buscando mejorar la articulación”. 

 

El presidente Ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, relevó el trabajo desarrollado en el último período por el CCM, expresando que “durante el 2020 y lo que va del 2021 nos hemos abocado principalmente a lo territorial, porque entendemos que la importancia de fortalecer los vínculos con las regiones es fundamental. Esta instancia es una tremenda señal de la relevancia que tiene impulsar una formación técnico profesional pertinente y con oportunidades de empleo de calidad, principalmente bajo el contexto actual del país”.  

 

Las principales líneas de trabajo que abordará CCM-Eleva son: inteligencia de mercado, estándares formativo laborales, vinculación formativo laboral, asesoría técnica a socios e instituciones de formación y alineamiento tecnológico.  

 

Dentro de los principales objetivos a corto plazo se encuentran el anclaje regional, aumentar la cobertura de prácticas laborales y aumentar la oferta de formación de calidad para el talento técnico profesional (Sellos CCM). 

 

Para el gerente de Desarrollo Humano de Fundación Chile, Hernán Araneda“una de las prioridades estratégicas de CCM-Eleva, y que se encuentra en sintonía con las políticas públicas que se implementan debido al contexto actual que atraviesa el país, apunta a contribuir a cerrar las brechas en la transición educación – trabajo.  Las prácticas laborales son un hito que marca una clara diferencia en la futura vida laboral de los jóvenes,  los programas de prácticas CCM – Eleva dan cuenta de este aporte. Hoy apostamos por la escalabilidad de esta iniciativa, incrementando el impacto en el desarrollo y generando mejores oportunidades en la vida de las personas ”. 

 

Esta alianza tiene un plan de trabajo al 2025, con el que se busca dinamizar y orientar trayectorias formativo-laborales exitosas en estudiantes y trabajadores, vinculadas a las demandas laborales del sector minero.