Nuestra identidad atacameña celebra a la patria

Columna de Opinión

Nuestra identidad atacameña celebra a la patria

Por Javier Castillo Julio, Presidente del Consejo Regional de Atacama

En nuestro ímpetu por representar los intereses y propuestas de los habitantes de la región de Atacama, desde la calidad que nos honraron con su votación universal para ocupar el cargo de Consejero Regional, no quedamos impávidos ante las necesidades, urgencias, requerimientos y exigencias de quienes luchan, día a día, por sus familias y su entorno.
Sabemos que la construcción de un futuro con más oportunidades va de la mano de la generación de políticas públicas de gran nivel, para lograr el cumplimiento de nuestras metas y compromisos. Atacama es cuna del esfuerzo, de la resiliencia, del valor por superar obstáculos y postergaciones desde el centralismo. Hoy, nuestra tarea es ser voz de nuestros sueños participando de los espacios que tengamos para expresar el ideario que nos mueve.
Por ello, durante esta semana de fiestas patrias, no podemos quedar ausentes del enriquecimiento que significa valorar las raíces, la cultura y la idiosincrasia del pueblo chileno. Cuando pensamos en que se nos vienen cinco días de celebraciones, llegan a la mente y desde allí a todo nuestro ser, sensaciones, personas y paisajes. Junto a ello, nacen unas ganas tremendas de salir en la búsqueda de reconstruir esos momentos de felicidad plena, donde todo queda al margen siendo, la cuestión principal, el poder compartir la alegría que nos da el amor a la patria, patria bandera, patria familia, patria territorio.
Atacama no queda excluido de aquello y todo este sentir se traslada a las regiones de origen de tantos atacameños más, para otros, el descubrir este espacio en su territorio no solo recrea añoranzas lejanas y pasadas, sino más bien va creando nuevas experiencias, pues se identifica más con su tierra, desierto vivo en una región mágica que desde cordillera a mar en cada una de sus nueve comunas y localidades por lejana que sea, se provisiona y mentaliza para hacer de esta nueva fiesta la mejor que ha vivido, pues su identidad, que se abre paso, identifica su chilenidad con las características propias de las y los atacameños.
El llamado es a dejar que toda esta identidad aflore, que nuestros cerros se llenen de volantines, cometas y cambuchas. Que las personas, tal cual trompo, bailen con desbordante alegría; que las parrillas, – por malos que sean los tiempos-, para fiestas siempre tienen que ofrecer amistad, la cual sella su cercanía con un brindis, por Chile, por la región y por su maravillosa gente. ¡Felices Fiestas Patrias! es el sentir del Consejo Regional de Atacama.