Presidente del Partido Radical visita Copiapó de cara a las elecciones internas del mes de Julio

Compartir:Share on FacebookTweet about this on Twitter

Presidente del Partido Radical Ernesto Velasco llegó a la comuna de Copiapó, para reunirse con sus correligionarios de la región de Atacama, una nutrida agenda estuvo desarrollando aquí en Copiapó cerca del mediodía ofreció un punto de prensa para los medios de comunicación en el café “Te Busco” en el edificio Plaza Real ahí pudo dialogar con los medios locales y regionales sobre el futuro del Partido Radical en la región y de las elecciones internas que se realizarán el próximo 29 de Julio de este año y en donde es candidato.  Velasco se refirió al futuro del Partido Radical a nivel nacional y de como éste debe enfrentar  el siglo XXI , siendo que el PR se despertó y que cada vez se va consolidando y concretando sus objetivos y de lo bien que le hizo la campaña presidencial con el abanderado Alejandro Guillier y que ahora los ojos están puestos en la elección interna de Julio y cuya próxima directiva deberá enfrentar la elección de Alcaldes y concejales y la de Gobernadores Regionales. En horas de la tarde asistió al cementerio municipal de Copiapó y visitó el mausoleo de la familia Gallo Goyenechea y dejó una ofrenda floral en reconocimiento a la figura de Pedro León Galloa y a su legado en estos 154 años de larga historia repúblicana y siendo Copiapó la cuna del radicalismo chileno con solidos principios laicos. Y en horas de la tarde en las instalaciones de Fundación Madero hubo una Capacitación sobre “La Oratoria en Política” , tema expuesto por el psicólogo Elias Úbeda. Y que reunió a los correligionarios de las tres provincias. Como muestra de apoyo asistieron los concejales de la comuna del Huasco y Chañaral y el Consejero Provincial y ex Alcalde de Chañaral Héctor Volta.Al cierre de está edición Velasco dijo “que con la nueva ley de financiamiento a la política, Se arrendarán en cada capital provincial el número de sedes que correspondan y que comienza una nueva era para los correligionarios y que ahora habrá que capacitarse y  así enfrentar los desafios propios de este siglo XXI “.