Programa ambulatorio de Sename se capacita en modelos de intervención a adolescencia infractora

Compartir:Share on FacebookTweet about this on Twitter

El curso impartido por la UFRO y apoyado por el Departamento de Psicología de la UDA planteó una aproximación a los procesos de desadaptación adolescente y una propuesta de abordaje especializada, multidimensional y diferenciada, para los jóvenes que presentan comportamiento delictivo.

Las y los profesionales del Programa de Libertad Asistida Especializada (Plae) de la Corporación Renasci, organismo colaborador del Sename, tuvieron la posibilidad de interiorizarse en el Modelo Multidimensional de Intervención Diferenciada (MMIDA) gracias al curso impartido por la Universidad de la Frontera (UFRO) que contó con el apoyo del Departamento de Psicología de la Universidad de Atacama (UDA), que facilitó las dependencias para su ejecución.

El objetivo principal de la capacitación fue plantear una aproximación a los procesos de desadaptación adolescente y entregar una propuesta de abordaje especializada, multidimensional y diferenciada, para aplicar en los jóvenes que presentan comportamientos disruptivos y delictivos.

“En Chile cerca del 1% de la población, entre los 14 y 18 años, ha sido sancionada por la ley 20.084. El impacto que genera esta cifra en la sociedad debe promover la urgencia de invertir y participar, tanto a nivel estatal como privado, en la búsqueda de nuevas formas de comprender y tratar el fenómeno”, manifestó la directora del Plae Renasci, Claudia Iribarren, quien agregó que el programa ha asumido el desafío y la responsabilidad que la complejidad de la intervención a adolescentes en el ámbito de la justicia juvenil impone.

Por su parte, el magister en psicología jurídica, forense e investigador de la Universidad de la Frontera, Sergio Chesta, agregó que celebra que se generen este tipo de acciones por parte de los equipos y que éstas sean apoyadas por las colaboradoras, “conocer y aplicar modelos con base empírica, construidos a partir de la realidad nacional, sólo refuerza en los equipos las buenas prácticas profesionales y mejora las atenciones a los jóvenes, a la vez que nos permite entender que éste es un problema de la sociedad en su conjunto, sobre el cual debemos seguir investigando y trabajando”, manifestó el docente de la capacitación.

Al respecto, Alba Zambrano, doctora en psicología, académica del Departamento de Psicología de la Universidad de la Frontera y especialista en psicología comunitaria, aseguró que es necesario que en estas instancias participen diversos actores del sistema, “desde los jurídicos hasta los técnicos para que el trabajo que se hace pueda generar cambio social”, enfatizó.

El curso permite no sólo concretar la especialización de los profesionales del Plae, sino también, generar instancias de articulación y práctica en red que facilite la disminución de las cifras y propicie un cambio efectivo en los jóvenes que se intervienen tras brindarles una atención de calidad centrada en los recursos y necesidades específicas que presentan y, asimismo, mejores oportunidades con miras a su efectiva reinserción e inclusión social.