Una bella noche para bailar rock

Compartir:Share on FacebookTweet about this on Twitter

Por Cristian Cruz


Esta es una bella noche para bailar rock.

A mi padre lo trajimos muerto desde Santiago,

la familia quería verse reunida por fin:

nuestra madre sólo recibía órdenes de la familia.

“Tú eres el encargado para irte con tu padre en la carroza”.

Bien, asentí, y fui a comprar cigarrillos.

A la salida de la ciudad le pedí al chofer que prendiera la radio,

/nos pusimos a fumar.

“Mi padre fumaba también”, dije.

Ya en la carretera buscaba una emisora;

las radios aquí se escuchan mal producto de las montañas.

“Escuchemos un cassete”, dijo el chofer.

Colocamos la cinta, una selección de rock argentino,

y luego preguntó si fumaba cannabis.

Fumamos mientras avanzábamos

/por las montañas y la carretera.

Al llegar bajamos el féretro de papá

y le di las gracias al chofer por el viaje.

Hoy como hace dieciocho años

Pienso a quién debo traer de la gran ciudad,

para que la familia esté unida,

para que la familia sea feliz.

 

Del texto: “Dónde iremos esta noche”.