DECLARACIÓN PÚBLICA POR MASIVOS DESPIDOS POR PARTE DEL MUNICIPIO DE VALLENAR

02 DE SEPTIEMBRE DE 2021

El pasado lunes 30 y martes 31 de agosto respectivamente, el actual alcalde de la comuna de Vallenar, Sr. Armando Flores Jiménez, ha decidido despedir a más de 60 trabajadores y trabajadoras prestadores de servicios o trabajadores a honorarios como se nos conoce comúnmente; entre ellos/as, dirigentes del Sindicato de Trabajadores Independientes A Honorarios, Trabajadores con discapacidad, Trabajadoras Mujeres Jefas de Hogar, e incluso varios trabajadores con más de una década entregando lo mejor de sus habilidades y talentos a nuestra comuna a través del servicio Público.


Según consta en los testimonios que hemos logrado reunir y establecer luego de esa lamentable jornada de despidos masivos, un primer argumento de la alcaldía es la falta de financiamiento para seguir pagando nuestros salarios, lo que se contradice absolutamente con los altos sueldos pagados a un nuevo grupo de trabajadores que se han sumado al actual equipo administrativo de la nueva administración, luego, las contrataciones realizadas desde el 28 de junio de 2021 a la fecha ,y sumando a lo anterior, la incorporación de nuevos profesionales desde el 1 de septiembre del presente año, para ocupar precisamente , los puestos vacantes dejados por nuestros ex compañeros y compañeras.

Un segundo argumento utilizado para justificar el despido masivo de trabajadores municipales dice relación con una eventual evaluación de desempeño a dichos trabajadores y trabajadoras, y que se realizaría al concluir el mes de agosto con Instrumentos de medición inexistentes y que jamás se dio a conocer ni en su forma , fondo, diseño , y tampoco con pautas de verificación accesibles y/o transparente para medir el desempeño individual de cada trabajador y trabajadora , es decir, no existió dicho instrumento evaluativo en ningún momento en los últimos 60 días de la actual administración.
El despido de más de 60 trabajadores y servidores públicos es una acción violenta que rechazamos absolutamente por su carácter de arbitrario y poco minucioso en su forma y fondo.
Queremos señalar que un número importante de compañeras y compañeros despedidos, tienen una larga trayectoria laboral en el municipio y que el criterio expresado por la alcaldía, reiteramos, no considera una evaluación seria y objetiva, tampoco se consultó a las jefaturas correspondientes el nivel de logros de cada trabajador y trabajadora, es más, declaramos responsablemente que la mayoría de las actuales jefes de unidad, incluso, han planteado su desacuerdo con esta medida.
La acción temeraria e incomprensible del actual alcalde Flores tiene su punto culmine los días 30 y 31 de agosto cuando , a través de la utilización de simples mensajes de WhatsApp y /o llamados telefónicos , generados desde algunos directores, hacia las respectivas jefaturas de unidades y sin consulta ni aviso al concejo municipal, para proceder al llamado uno a uno de cada trabajador (a) , para concurrir a una de las dependencias del municipio ( salón de sesiones) a ser notificado, por parte de la Administradora Municipal Patricia Herrera y Jefa de Dideco Carol González Chilla, a través de una escueta y poco feliz forma de conminarnos al cese inmediato de nuestras funciones, lo que se traduce en la no continuidad de nuestros contratos a honorarios, no esgrimiendo para ello – insistimos- razones tecnicas , ni de evaluación de desempeño para cada funcionario público afectado.

Consideramos esta acción un grave atropello a la dignidad de las y los trabajadores, un ataque a los derechos de las personas y un atropello a la institucionalidad siendo el responsable fundamental de ello, la figura del actual alcalde del municipio de Vallenar, por cuanto se vulneraron derechos fundamentales ,toda vez que, frente a una acción inminente de cese de funciones, deben ocuparse por ejemplo, los canales formales de aviso, es decir, el ser informado con anterioridad a la aplicación de la medida a través de entrevista, carta de despido, mensaje electrónico o alguna forma de notificación personal al menos 20 o 30 días antes a cada uno/a de los/as afectados o a sus jefaturas respectivas.
Frente a este abuso de poder hacia trabajadores/as a honorarios que no contamos con derechos laborales ni sindicales garantizados, nos organizamos, movilizamos y declaramos que esta alcaldía no actuó éticamente acorde con su discurso político de pro-respeto a la dignidad de los trabajadores de quienes levantamos el municipio desde la precariedad laboral.
Esta medida aplicada por parte del alcalde Armando Flores Jiménez contra los trabajadores y trabajadoras es arbitraria, abusiva y sin precedentes anteriores en la historia administrativa del municipio, y, solo incrementa su inconsistente discurso lleno de contradicción y falta a la verdad. Un claro ejemplo de ello fueron sus palabras en el mes de mayo del presente año a un importante medio de comunicación regional en donde afirmaba: “La desvinculación de un trabajador debe ser parte de una evaluación y no una medida arbitraria, hay que respetar a los trabajadores”, en clara alusión a un proceso de desvinculación de funcionarios en la anterior administración.
Informamos a la comunidad vallenarina que se han desmantelado casi por completo la oficina de Gestión Territorial, despidos en unidades como Cultura, Administración, Turismo, Finanzas, Seguridad Pública, Jurídico ,Fomento Productivo, Departamento de Adquisición , de Protección Social , Secplac, Dideco, entre otras, además de trabajadoras y trabajadores con muchos años de ejercicio, y muy bien evaluados por parte de la comunidad a quien representaban, jefas y jefes de hogar que ven truncados su desarrollo profesional, económico y en definitiva laboral; todo lo anterior se agudiza cuando esta inhumana medida de desvincular a funcionarios públicos se ejecuta en medio de una crisis sanitaria global y nacional, dejando a muchas familias sin protecciones económicas y formales de salud.
Este es el saldo brutal de una inexcusable falta de talento, sensibilidad y habilidad, por parte del actual alcalde Flores y su equipo administrativo y directores, algunos de ellos con sueldos millonarios, y que han sido incapaces de adaptar el concepto de abrir un municipio para todos y todas, que no han sabido leer los previsibles cambios de la sociedad vallenarina, Instalando la vieja forma de gobernar un municipio a punta de pagos y favores políticos.
Alcalde Armando Flores sepa usted que cada uno de nosotros seguirá aportando a nuestra comunidad desde donde nos desenvolvamos, con generosidad, compromiso y lealtad hacia las comunidades y siempre conectando con las personas y sus territorios , y quienes , por cierto, nos han evaluado verdaderamente y han visto en este grupo de ex funcionarios un espacio y una oportunidad para colaborar en la materialización de sus aspiraciones y sueños por muy humildes o grandes que estos fueran ; que los logros y éxitos en las últimas dos administraciones que le antecedieron no se borran con Desvinculaciones a mansalva, ni menos creyendo instalar en la opinión pública una errada etiqueta de supuesta ineficiencia como funcionarios que a usted no le consta.

Queremos comunicar a la actual administración que nos encontramos trabajando, junto con la asesoría jurídica respectiva, acciones legales que se traducen en una demanda civil en contra de este municipio representada en la figura del actual alcalde Flores y que marcará un importante y contundente precedente en la jurisprudencia, en términos de reivindicar los derechos laborales de quienes hemos sido desvinculados de manera arbitraria y poco ética en su forma y método para llevarla a cabo.
Éste actuar incomprensible que denota serios problemas de gestión interna, con claras señales antisindicales y de amedrentamiento, no pueden ser toleradas nunca más, por ello, a partir de de esta declaración iniciamos nuestro proceso de movilización hasta conseguir, a mediano plazo, un fallo favorable de la justicia chilena.
Agradecemos a las organizaciones de trabajadores/as públicos de la comuna de Vallenar, a los cientos de vecinos y vecinas que nos han brindado su apoyo y a todos/as quienes se han comunicado con todos y cada uno de nosotros para ayudar a sobrellevar esta angustiante situación que no hace más que socavar la salud mental de trabajadores/as dispuestos/as siempre para la comunidad de Vallenar.
Finalmente Exigimos el respeto irrestricto por la función pública, la probidad, la transparencia y el buen uso de los recursos públicos, ya que sólo ello legitima el “Sello de fe pública” que una institución estatal le merece a la sociedad civil.
Decimos con fuerza que seguiremos luchando hasta que la dignidad en el municipio se haga costumbre.

Trabajadores y Trabajadores a Honorarios desvinculados