FRANCISCO CORTES CARTAVIO Y SANTELICES Y ROLDAN

Compartir:Share on FacebookTweet about this on Twitter

Escrito por Vidal Naveas Droguett

FRANCISCO CORTES CARTAVIO Y SANTELICES Y ROLDAN

Se habla mucho de la Fundación de Copiapó, pero no se habla de su Fundador. Aquí unas notas sobre él.

FB_IMG_1512757343892

El Gobernador del Reino de Chile y Presidente de la Real Audiencia, don José Antonio Manso de Velasco y Sánchez de Samaniego, eleva un informe al Rey Felipe V de España, sobre su política de fundación de villas y poblaciones en el territorio chileno.
Informaba, que se había acordado fundar poblados a una distancia razonable y alejada de las ensenadas y puertos, para protegerse de los piratas que asolaban las costas del Pacífico.
En Chile, en la época de la Colonia, existían diversos problemas, entre ellos, los político-económico-mineros; otro tanto era el indígena-territorial-eclesiástico; y justicia, trabajo e impuestos.
Para fundar una Villa de Españoles en el Valle del Copayapu, El Gobernador Manso de Velasco, decide elegir una persona con aptitudes, un hombre que sea capaz de cumplir con los mandatos que la Corona exige, particularmente en Copiapó, donde es sabido que se ha descubierto y explotado numerosos minerales de oro y plata en la zona.
Para esa época, ya se trabajaban en Copiapó los minerales de Potrero Grande, desde 1714 y los minerales del Berraco, descubiertos en 1721.
El Gobernador Manso de Velasco, logra encontrar al hombre que necesitaba, había estado en Perú, donde conocía el trabajo de la minería, había explotado las minas de Urubamba, pueblito minero que era conocido como la ciudad del pan, en las cercanías de Cusco, Perú.
Se trata de don Francisco Cortes y Cartavío, que en 1737 había sido elegido y nombrado Juez Comisionado Subdelegado de Reales Derechos de Medias Anatas y Lanzas, y a la vez Administrador en la ciudad de Saña, su distrito y jurisdicción. Dado por: Don Gregorio Solano. Juez Privativo de Reales Derechos de Medias Anatas (especie de impuesto y/o alcabalas o diezmos, que el juez, recibía y entregaba al rey anualmente) y Lanzas, y Comisario de los estados de Oropesa y Urubamba.
Urubamba lo conocemos hoy como, Valle Sagrado de los Incas. La capital de la Provincia de Urubamba, lleva su mismo nombre y está ubicada a 57 km. al noroeste de la ciudad del Cusco, por la vía a Chinchero. Se encuentra a los 2,875 metros de altura, sobre una bella planicie en el valle que separa la Cordillera central de los Andes, de la Oriental; en la margen derecha del río Urubamba.
La hermosa provincia de Urubamba se ubica al noroeste de la provincia del Cusco que colinda con las provincias de La Convención, Anta y Calca. Está atravesada por el río Vilcanota, que al ingresar a esta zona toma el nombre de Urubamba.
Los Incas, como grandes conocedores de la tierra, eligieron este fértil valle para establecer sus principales poblados. La provincia de Urubamba está formada por los distritos donde se encuentran los monumentos arquitectónicos más importantes del incanato: Urubamba, Ollantaytambo, Chinchero, Huayllabamba, Machupicchu, Marás y Yucay.
Francisco Cortes y Cartavío, es convocado por sus múltiples aptitudes y calidad de guerrero. Era un militar profesional, héroe de tantas batallas en el Virreinato y como una muestra de heridas de guerra, lucía su rostro la falta de un ojo. Pero no estando completo su sentido de la visión, suplía éste con inteligencia y valor.
Consideró don José Antonio Manso de Velasco que, en don Francisco Cortés Cartavío y Roldan, cabían todas las calidades necesarias y circunstancias, para fundar una Villa de Españoles en el Valle de Copiapó, nombrándole Superintendente de tan importante obra, dándole la comisión basta y necesaria, para que procediese disponer y formar dicha población conocida con el nombre de “San Francisco de la Selva”.
Cortés recibió los Decretos y Títulos de Creación de la Villa N° 22 y 29, el día 22 de agosto de 1744. Al mismo tiempo se le encomendó que midiese aquellos terrenos, para descubrir los baldíos ocupados por los vecinos, en fraude al Rey. Consecutivamente fue nombrado Corregidor y Justicia Mayor, y Capitán de Guerra del Citado Valle de Copiapó y Huasco, como también el nombramiento de Teniente Alcalde Mayor de Minas, de sus asientos, términos y jurisdicción.
El día ocho de diciembre de 1744 por orden del Corregidor de Justicia Mayor, don Francisco Cortes y Cartavío Santelices Roldan, era fundado Copiapó.
Francisco Cortés y Cartavío, nació en Trujillo en el año 1709, en el Virreinato del Perú, es hijo de Fernando Cortés y Santelices, natural del Puerto del Callao, Comisario de Santo oficio y de Doña Catalina Cartavío Roldan, también natural de la ciudad de Trujillo.
Francisco Cortes en su venida a Chile, se inicia como propietario de las estancias de Santa Rita de Viña del Mar y Con Con, en 1733.
Se casó en Santiago, el 14 de noviembre de 1742 con doña María Mercedes de Madariaga y Lecuna. (Bautizada en Santiago, el 4 de noviembre de 1722) Hija de don Francisco de Madariaga y Madariaga y doña Micaela de Lecuna y Carrera.
Los hijos de don Francisco Cortes y Cartavío y Roldán fueron: Diego Antonio, Francisco, Pedro, María Encarnación, Juan Antonio y José Ramón Cortes Madariaga.
En el año 1746 se aleja de Copiapó y fue nombrado Corregidor, en la ciudad de Quillota.
Cansado, viejo y agotado, testó ante el escribano, don Antonio Zenteno, el 13 de junio de 1790.
Murió en Santiago, el 22 de junio de 1790.