Vacunas Por Dr. Omar Luz H.

 

Hace algunos días estaba leyendo acerca del día mundial de la menopausia, el que se conmemoró el 18 de octubre. Cosa parecida ocurrió con el día mundial del cáncer con fecha 19, y el 20 el día mundial de la osteoporosis, luego el día 22 el de la tartamudez, 24 el día mundial en prevención de la Polio (que en realidad se llama el día mundial contra la polio) y también el 29 el de la soriasis y el mismo día el de la prevención del accidente cerebral vascular (ACV). Y claro, en noviembre otro tanto y por supuesto el 25 el día del Técnico Paramédico de nivel superior, al menos en Chile.
La verdad es que si analizo los días mundiales casi todos los días del año tienen una conmemoración dedicada a algún tema, algunos tan estrafalarios como el día internacional de besar a un pelirrojo (12 de enero) o bien otros extraños como el día del piano. En fin, yo creo que, si uno busca concienzudamente en los buscadores de la web, va a encontrar un día mundial para lo que se le ocurra. Pero, aunque este comentario pareciera un sin interés, la verdad es que no deja de tener un trasfondo que puede ser más importante y es que es como el refrán “los árboles no dejan ver el bosque”, decir definitivamente se puede perder el interés en la importancia de un día en particular.
¿Pero cual es el afán de destinar un día a determinadas materias? Como yo soy un trabajador de salud, miraré por los días destinados a temas de salud. El interés fundamental es ahondar en las características de lo que se está conmemorando, de tal modo de hacer más consciente a la gente sobre ese tema. Por ejemplo, quiero aproximarme a la conmemoración del “día contra la polio” el 24 de octubre.
Alguien me hizo ver alguna vez que uno no tiene porque hacer tareas “contra” algo pues finalmente da la idea de una actitud agresiva y violenta, cuando muchas veces no es eso lo que se persigue, por eso prefiero llamarlo el “día mundial de la prevención de la polio”, instalado en esa fecha en recuerdo del natalicio de Jonas Salk quien, junto a Albert Sabin, desarrollaron la vacuna de prevención de la polio inyectable y oral respectivamente.
Esta vacuna representa el éxito mundial de las campañas preventivas pues, junto con el impulso dado por el Rotary Club internacional, se llegó a tales niveles de cobertura que ya se estaba estimando el fin de esta enfermedad, para agregarla a enfermedades erradicadas por vacuna, como antes ocurrió con la viruela (que es la única oficialmente erradicada y que tiene solo un parentesco con la viruela del mono y en todo caso con un nivel de agresividad que está muy lejos de la viruela humana y sus variantes). Esto es aún no ocurre especialmente por los grupos antivacunas que posibilitan el incremento de susceptibles y con ello exponen a sus hijas e hijos y demás hijas e hijos a sufrir la enfermedad.
Hay varias enfermedades que no ocupan la agenda médica en la actualidad gracias a las vacunas como ocurre con la difteria, el tétanos, la rubéola, el sarampión, la parotiditis y últimamente la varicela. Es claro que si los grupos antivacunas siguen aumentando mayor será el número de susceptibles y estas enfermedades volverán a aparecer a pesar de la estricta vigilancia que existe frente a posibles casos. Por eso la conmemoración del día que sea y en particular este día que comento adquiere entonces su verdadera importancia.